Ya ha llegado el otoño, una nueva estación muy interesante para los niños y las niñas. Cambia el tiempo, y cambia el entorno. Una cosa que les encanta es salir con su familia al campo, y recoger castañas, hojas, piñas,… y observar cómo va cambiando el entorno, los colores, el olor,… Pasar tiempo en la naturaleza les hace disfrutarla y amarla, les ayuda en su desarrollo y, sobre todo, aprenden desde pequeños a respetarla.

Una buena forma de pasar el día, aprendiendo y disfrutando, fue irnos al campo a coger castañas y hojas. A los niños les encanta y disfrutan mucho. Se fijaron mucho como van cambiando de color las hojas, tienen muy claro que solo se cogen las del suelo, recogieron castañas de todas las formas, escuchaban todos los sonidos, tanto de pájaros, como del agua, fue un buen día. Al llegar a casa, con toda su ilusión, recogimos todo en una cesta.
Pues que mejor novedad en casa, que jugar con las castañas.

Les preparé los siguientes juegos:

• Primero sacaron las castañas, les puse dos envases y las tenían que repartir. Luego cada uno de ellos, cogía sus castañas y las tenía que organizar por el tamaño.

• Luego les hice secuencias, puse un palo que habían cogido y les coloqué en un lado una secuencia de castañas, y ellos la tenían que ver y observar, contar las castañas y repetir la secuencia igual por el otro lado del palo.

• En otro juego, tenían que coger tres castañas cada uno, y elegir un color. Uno eligió el rojo y otro el azul. Cada uno tenía que pintar sus castañas. Le hice un tablero en un cartón y a jugar el tres en raya. Para ellos, este juego todavía les es complicado, pero prestaban mucha atención y se entretuvieron mucho rato. Poco a poco, si les vamos explicando, pronto lo entenderán y aprenderán a jugar.

• También se pueden hacer muchas manualidades con ellas. Si coges un poco de plastilina pueden hacer un bonito caracol. Puedes hacer dibujos con ellas. Hormigas. Con un poco de imaginación les saldrán cosas increíbles.

• Y sobre todo, ellos mismos y el juego simbólico. Juego libre que se inventan, que hace que desarrollen su imaginación. Estas castañas han sido de todo, han viajado en varios coches, han sido las comidas en su cocinita de madera,… multitud de cosas, eso sí, al terminar todas recogidas en su cesta, y preparadas para otro día.

Podéis hacer muchas variaciones de todos los juegos, dependiendo de la edad de vuestros hijos, del desarrollo, si tienen hermanos mayores,… Tenéis infinidad de posibilidades, lo importante, que paséis un rato divertido.

María
WWW.LILAYPEPO.COM

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies